.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

sábado, 12 de marzo de 2011

Érase un niño que se lanzaba a la aventura


No puedo dejar de citar este extracto de Érase un niño que se lanzaba a la aventura, de uno de mis poetas favoritos, Walt Whitman:

Érase un niño que se lanzaba a la aventura todos los días,
Y en el primer objeto que miraba y aceptaba con asombro, piedad, amor o temor, en ese objeto se convertía, Y ese objeto se hacía parte de él durante el día o una parte del día
... o durante muchos años o largos ciclos de años. 
Las primeras lilas se hacían parte de este niño, Y la hierba y el dondiego de día, blanco y rojo y el trébol, blanco y rojo, y el canto del febe, [...] 
Y los brotes de abril y de mayo se hacían parte suya... los retoños del grano en invierno, los del maíz amarillento y las raíces comestibles del huerto, [...] 
Sus mismos padres, el que había impulsado la sustancia paterna durante la noche y lo había engendrado, y la que lo concibió en su útero y le dio a luz... ellos dieron a este niño más que eso, Le dieron después cada uno de sus días... se hicieron parte suya. 
La madre en casa poniendo plácidamente los platos en la mesa para la cena, La madre de palabras dulces... el gorro y el camisón limpios... su persona y ropas exhalando un olor sano cuando pasa; 
El padre fuerte, seguro, viril, mezquino, colérico, injusto, El bofetón, la palabra rápida y violenta, el pacto estricto, la persuasión astuta, El trato familiar, el lenguaje, la compañía, los muebles... el corazón anhelante y henchido, El afecto que no será denegado... La sensación de lo que es real... la idea de si en definitiva todo será irreal, Las dudas diurnas y las dudas nocturnas... el sí y el cómo extraños,
Si lo que parece ser así es así... o si no son más que destellos y manchas.
[...] 
El filo del horizonte, el cuervo marino en vuelo, la fragancia de la marisma y el cieno de la playa, 
Todas estas cosas se hicieron parte de aquel niño que se lanzaba a la aventura todos los días y que se lanza ahora y se lanzará a la aventura cada día,
Y todas esas cosas se hacen parte de aquel o de aquella que ahora las lee atentamente.

[...] [...] [............]

3 comentarios :