.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

domingo, 3 de julio de 2011

127 horas de angustia, desesperación y decisión

Antes de contaros nada, aviso: si tenéis intención de ver 127 horas, creo que será mejor que no leáis este post. Más que nada, porque voy a contar ciertas partes de la película, y en su defecto, de la historia real en la que se basa, que al final, acabarán siendo spoilers para vosotros.

Y como no quiero que me acabéis cogiendo tirria (cómo me gusta esta palabra :-D), avisados quedáis. Y el que avisa, ya sabéis, no es traidor.

Llevaba tiempo queriendo ver 127 horas. Pero al final, por h o por b, la dejé en el olvido, hasta que hace unos días, durante una cenita, un amigo me la recordó, contándome que la acababa de ver y que desde luego, la historia era dura.

Curiosamente, de Aron Ralston, no sabía prácticamente nada. Sólo que era un montañista que se había quedado atrapado durante una de sus expediciones. Os introduzco un poco. Fijáos en esta noticia del diario El Mundo, de su edición digital del 3 de mayo de 2003:


Sí, Aron Ralston tuvo que decidir entre amputarse su propio brazo y tener opción de seguir viviendo, o dejarse morir atrapado en el Blue John Canyon. Y vaya si continuó con su vida. Después de echarle un par y desprenderse de su brazo con una navaja, claro está.

Pues bien, este es el hilo conductor de 127 horas. La agonía, angustia, desesperación, e incluso delirio, por los que tiene que pasar Aron durante los más de cinco días que permaneció atrapado con una roca enorme sobre su brazo derecho.

La historia es dramática, pero no deja ser sencilla, ya que el 95% de la película se centra en el personaje de Aron pasando auténticas penurias que son reflejadas con la cámara subjetiva de un Danny Boyle que ya llevaba tiempo queriendo echarle el guante a esta historia.

He de decir que lo pasé fatal viendo la película. Y de verdad que ya el rollo vísceras, sangre y casquería en el cine lo tengo más que superado. Pero aquí no. No, porque aquí se suma el componente psicológico de saber que lo que estás viendo fue real y, sobre todo, que lo que le pasó a este chico, le podría pasar a cualquiera.

Que un tío totalmente trastornado se dedique a hacer pasar pruebas retorcidas a la gente en películas "de casquería", que las llamo yo, como la saga Saw, me lo creo menos. O al menos, no me toca tanto la fibra. Pero ver que un montañero se deslice por una grieta de un cañón y se le caiga una roca enorme en el brazo derecho, pues sí que me toca la fibra. Es mala suerte, pero estos accidentes, suceden.

Me quedo con que Danny Boyle ha sabido plasmar este accidente en un espacio muy reducido, a través de unos planos detalle muy subjetivos que evitan la monotonía y la falta de ritmo que, en sí, venían con la historia real. 
Y me quedo también con un James Franco que nada tiene que ver con sus papeles anteriores y que está francamente bien, ya que interpretar aguante y desesperación en situaciones límite, más sabiendo que la historia fue real, no tiene que ser tarea fácil para un actor.



(127 Hours) Aron Ralston Reality Vs Movie. YouTube 


Para los que todavía queráis ver la película, os animo rotundamente. Eso sí, con valor y ya estando predispuestos a saber lo que vais a ver.

3 comentarios :

  1. Me veo en la obligación de comentar este Post, pues por haber sido el amigo que la recomendó.
    Me alegro que te gustara la peli.
    Me gustan las películas que te hacen pensar, pero con esta, lo que me vino a la cabeza es la posibilidad que algún día me pase a mi algo parecido. Últimamente salgo en bici y hago excursiones largas y lejanas, y siempre solo... y lo peor es que tampoco le digo a nadie donde he ido o puedo estar.
    Durante algunos minutos de la película me vi reflejado en el protagonista.

    Er 3Tio PEPE.

    ResponderEliminar
  2. Primero, efectivamente, confirmar tu identidad como el amigo que me recomendó la película. :-)
    Segundo, agradecerte el comentario en el blog.
    Y tercero: ¡No salgas en bici sin decirle a los que te quieren dónde vas a estar!
    Muchas gracias, Pepe.
    Besazo!

    ResponderEliminar
  3. Que grande,yo vi la peli este sábado y no veas q angustia !! Por cierto la bso muy buena :)

    ResponderEliminar