.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

miércoles, 25 de julio de 2012

A mi eterna compañera


Os dejo un texto que escribí con el corazón y que leí con él en un puño.

Gracias, Arantxa por ser parte de mi vida y por hacerme partícipe de la tuya. Esta lectura fue, sin lugar a dudas, uno de los momentos más bonitos de mi vida.

Os voy a contar una historia. Una historia sobre la amistad, sobre el amor y sobre el aprendizaje. Una historia que empecé a escribir hace 10 años y que hoy, sigo escribiendo. Recuerdo a aquella chica rubia, llena de alegría, con su pelazo y ojazos azules. Recuerdo que memoricé su cumpleaños y aquel año, sin más, la felicité. Es curioso cómo se cruzan los caminos entre las personas porque, a ese cumpleaños se sumaron muchos más. Y se sumaron Navidades. Se sumaron fiestas y viajes. Se sumaron alegrías y también alguna que otra pena. Pero con Arantxa era y sigue siendo siempre, una suma.

Porque convertimos un martes cualquiera, en un martes especial. Porque hemos vivido los mejores años y hemos sabido superar prueba tras prueba juntas, apoyándonos y teniendo el hombro de la otra siempre presente. Porque lo hemos compartido todo y aprendimos a ser adultas entre risas, algún enfado y mucha alegría. Porque supe reconocer ese brillo en tus ojos cuando conociste a Alberto. Y porque sé que él te hace feliz.

Ahora selláis todo lo que lleváis tiempo construyendo. Y confío plenamente en seguir mirando a Arantxa y ver que ese brillo sigue intacto, ver que Alberto sigue reflejado. Y ver que sigue cuidándote y haciéndote feliz.

Mi historia va ligada al nombre de Arantxa, mi compañera, “mi otro yo”, mi hermana. Hoy escribimos un nuevo capítulo. Una nueva página de felicidad que lleva por nombre “vuestro enlace”. La antesala de lo que todavía no está escrito pero que, sin duda, seguiremos escribiendo juntas.



A Arantxa y Alberto en el día de su boda


4 comentarios :

  1. Muy muy bonito. De tu amante anónimo ;-)

    ResponderEliminar
  2. Que mi amante "anónimo" me diga que es muy muy bonito, ya sí que llena de orgullo... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto veo que el 25 de julio se ahogaron tus relatos, en este caso sobre tu gran amiga. Espero disfrutemos pronto de otro. Curioso lo de los tacones, siempre los llevas y ademas altos , y la viveza de los colores de tus zapatos. Que triunfes en lo que te gusta.

      Eliminar
  3. Aún me emociono cuando lo leo!! Mi nena, mi eterna compañera... porque hicimos de un martes cualquiera un martes especial, y lo seguimos haciendo!! TQ!!

    ResponderEliminar