.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

martes, 5 de marzo de 2013

¿Cuándo le dan el alta al Rey?


Que digo que yo respeto que a Su Majestad le hayan tenido que operar y eso. Pero la cosa es que el barrio estos últimos días se ha convertido en un poco... ¿Cómo decirlo? Inquietante... Sí, esa es la palabra...

Más que nada por aquello de dar unas cuantas vueltas más para aparcar. Claro, si a los residentes que no nos queda otra que tirar nuestros pobres vehículos por la zona, nos costara de por sí una o dos vueltas, pues ahora no pasaría nada por dar unas cuantas más...
Pero resulta que si normalmente damos 10 vueltas, el que ahora tengamos que dar otras cuantas de propina... Como que inquieta, sí...Sobre todo porque los que no consigan aparcar en zona verde, tendrán que dejarlo en zona azul. Y ¡ay amigos! Como mañana a las 9.00 no hayan retirado el coche, multón al canto. 90 euros para ser exactos.

Paradoja número 1. Tiempo perdido dando vueltas, conseguimos aparcar el coche en zona azul porque cierta zona verde está copada para garantizar la seguridad de Su Majestad e igual le acabas regalando a la Comunidad 90 euritos. Curioso, que pasen estas cosas, ¿verdad? Porque si nos ponemos a comparar, los hay que están imputados por defraudar algo más de 90 euros y ahí siguen... 

Luego está la cosa de sentirte cual delincuente cada vez que te cruzas con alguno de los que custodian la zona. Él te mira desafiante, tú le devuelves la mirada con cara de poker y de nuevo te quedas inquieto... 

Paradoja número 2, porque yo lo que se dice delincuente, como que no... Yo pago mis impuestos como todo español y mis gastos se tienen que reducir a la nómina que recibo todos los meses. No hay más misterio. Yo no me puedo construir un palacete porque no me da. Y yo no engaño a nadie ni defraudo a nadie porque debe ser que no soy tan lista para hacerlo. 

Lo que sí me pregunto es, ¿si lo hiciera? ¿Tendría valor para irme lejos de España? ¿Mis padres me aconsejarían que me largara? No, va a ser que no... Tengo una familia muy legal...

Y ya no os cuento la que tiene que estar aguantando el pobre gremio periodístico. Pero no los de arriba, no. Me refiero a los de la cámara y micro en mano. Los que también viven a base de una nómina que tampoco creo que les dé para palacetes. Los que hace un rato estaban montando guardia en la puerta de la clínica aguantando el chaparrón (nunca mejor dicho...), tapando con mantas las cámaras para que no se mojen y resguardándose ellos mismos como buenamente pueden.

Os digo que es todo muy inquietante y muy paradójico, sí...

Pero vamos, sin acritud. Yo respeto. No problem. Pero... ¿cuándo decían que le daban el alta?


No hay comentarios :

Publicar un comentario