.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

domingo, 14 de abril de 2013

Asier Etxeandia, El Intérprete: música, teatro y espectáculo, mi admirado amigo invisible

Érase una vez un intérprete que, cuando era pequeño, se ponía de espaldas a la pared y cantaba. Escuchaba su voz con el eco de la pared, eco que parecía un micrófono. Y se sentía un cantante de verdad. Se apartaba del resto de los niños y se quedaba jugando, imaginando que era actor, que era cantante, que era intérprete. Era un niño raro y tenía un montón de amigos. Invisibles. Cantaba para ellos y gracias a ellos, descubrió el maravilloso mundo de su imaginación. Hoy, ese niño raro ha conseguido ser todo lo que soñaba. El actor, el cantante, El Intérprete.

El Intérprete. Teatro La Latina

Asier Etxeandia es El Intérprete en el Teatro La Latina hasta el próximo 26 de abril y lo será para siempre fuera de ese teatro, por otros teatros de Madrid, o por donde le dé la gana.

Este hombre te atrapa. Da igual lo que haga, simplemente te atrapa. Por su carisma, por su voz, por sus movimientos, por su puesta en escena... Pero sobre todo, te engulle dentro de su mundo y te hace partícipe de él. Es tal la empatía con su historia, tal la energía que transmite, que acabas por salir del teatro deseando comerte el mundo y tomarte dos copazos para celebrarlo.
El Intérprete es inclasificable, no se puede incluir dentro de ningún género concreto. Yo lo definiría como un viaje en el que un amigo te va contando, a través de una selección de música exquisita, una historia que al final de ese viaje, acabas haciendo tuya. Yo he tenido la suerte de ser una de sus amigas invisibles durante este viaje dos veces y acabaré por tripitir. A pesar de todo lo que disfruté viéndole y dándolo todo con ciertos temazos, te quedas con ganas de más. Asier es total y completamente adictivo, no se lo pierdan...

Asier Etxeandia llegó a Madrid con todos sus sueños en la maleta. Sueños que, poco a poco fueron convirtiéndose en realidad. Sueños que hemos ido compartiendo todos sus amigos invisibles durante estos últimos años. Todos nosotros hemos visto cómo iba defendiendo poco a poco su sombrero por escenarios, salas de cine y platós de televisión. Y de qué manera lo ha defendido... A mí me regaló al mejor maestro de ceremonias de Cabaret y me dejó boquiabierta en Hamlet. La Avería le supuso el MAX al mejor actor y desde el 22 de marzo, disfrutamos de El Intérprete cada viernes, compartimos noches golfas en La Latina, bailamos, reimos, lloramos y hasta nos echamos un tequilita (a morro) a su salud.

El Intérprete no deja de ser un espectáculo, sobre todo, diferente. Más si tenemos en cuenta los tiempos que corren. Esa diferencia la notas nada más empezar, cuando esa voz en off te invita a hacer fotos con dos únicas condiciones: que no tengan flash y que las subas inmediatamente a Twitter. Diferencias palpables también en el hecho de que La Latina se convierte durante casi dos horas en un Teatro en el que está permitido bailar. Asier se marca temazo tras temazo, incluyendo versiones, entre otros de Lucho Gatica, Chavela Vargas, La Lupe, Gardel, Talking Heads, David Bowie o los Rolling Stones. 

Momentazo muy esperado también es el Tú te me dejas querer, tema propio de Asier, para el que el público entregado llega ya entrenado tras ver las veces que haga falta el Flashmob que Factoría Madre Constriktor (factoría que ha dado a luz el proyecto) colgó en YouTube días antes del estreno.


FlashMob Tú Te Me Dejas Querer. El Intérprete

Este es de los momentos más divertidos que yo he vivido en un teatro. El público llega con la coreo aprendida y lo da todo, siguiendo a un Asier que se lo pasa pipa viendo a todos sus amigos invisibles sacudir sacudir con toda la actitud del mundo.

No quiero destripar otros momentazos ni contaros mucho más. Lo que tenéis que hacer es ir a verle a La Latina el próximo viernes golfo que podáis. Después de este post, podría seguir recomendando El Intérprete por muchos motivos más. Quedaos con ese espectáculo diferente que os he comentado, con que os vais a divertir muchísimo y con que vais a salir llenos de energía, libres de malos rollos y con ganas locas de bailar, reir y sentir durante el tiempo que haga falta.


Sara, Una amiga invisible

No hay comentarios :

Publicar un comentario