.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

martes, 14 de enero de 2014

Los premios Forqué y el buen cine español

Los Globos de Oro están copando estos días las portadas de periódicos, revistas y publicaciones de moda. Como ya habréis leído, visto y comentado todo sobre la ya conocida antesala de los Óscars, hoy me voy a centrar en unos premios más modestos de nuestro cine, que a mi parecer, merecen todas las menciones del mundo: los premios cinematográficos José María Forqué. Ayer lunes se celebraba su XIX edición con una clara triunfadora: La herida, de Fernando Franco, que se llevó el premio a mejor película del año y mejor actriz para su protagonista, la maravillosa Marián Álvarez.


Sirvan los José María Forqué como apertura de la temporada de premios y sobre todo, como promoción al buen cine español. Que, a pesar de que muchos insistan en lo contrario, haberlo haylo. Para muestra, las películas nominadas en esta edición:

15 años y un día (Gracia Querejeta)

El cuerpo (Oriol Paulo)

La gran familia española (Daniel Sánchez Arévalo)

La herida (Fernando Franco)

Las brujas de Zugarramurdi (Álex de la Iglesia)

Una pistola en cada mano (Cesc Gay)

Quien diga que en estas películas no hay calidad, miente. Y si sigo escribiendo sobre calidad, tengo que centrarme en Antonio de la Torre y Marián Álvarez, nominado y ganadora al Forqué como mejor actor y actriz del año.  

De la Torre no se llevó finalmente el galardón, que se quedó en manos de Eduard Fernández por Todas las mujeres, pero espero sinceramente que su interpretación en Caníbal consiga hacer el ruido que merece. De la Torre es el actor más camaleónico y genuino de los últimos tiempos en nuestro país. Y es un auténtico caníbal escénico. Pena que ayer no se llevara el Forqué a casa. 

A Marián Álvarez la descubrí en la serie La Fuga (Telecinco, 2012) en un papel secundario y me enamoró. Es de esas actrices intensas, de las que dejan huella. Aquellas con las que te quedas al instante. Aquellas a las que recuerdas. Merecidísimo su Forqué como mejor actriz por La herida, cinta que tampoco deja indiferente.

Sigamos apostando por nuestro cine, por el buen cine español. Por desgracia, éste no es su mejor momento, pero tenemos la suerte de contar con profesionales y espectadores que sí que reconocen su enorme valor para nuestra cultura. Y si no, que se lo pregunten a Wert...

No hay comentarios :

Publicar un comentario