.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

lunes, 3 de marzo de 2014

Oscars 2014: triunfadores, selfie y pizza con mucho glamour


Ya tenemos triunfadores, vencedores y vencidos. Un año más, modelazo tras modelazo, las estrellas de Hollywood fueron abriendo los tan misteriosos sobres lacrados, pronunciando aquello de And the Oscar goes to..., desvelando los resultados de los premios más famosos del mundo del cine y cumpliendo los sueños y las esperanzas de los nominados y nominadas. 

Anoche se vivió una gala de Oscars de lo más social y dinámica, de la que se pudieron resaltar unas cuantas anécdotas muy divertidas y curiosas (menos mal...). Lo más comentado, aparte de la caída (o recaída) de Jennifer Lawrence, fue el selfie que se marcó la carismática (y multimillonaria) Ellen DeGeneres.  

Siempre ha habido clases. Cualquier mortal podría subir a Twitter un selfie frente al espejo o con su gato maullando. Ellen DeGeneres sube un selfie a Twitter en el que el brazo de Bradley Cooper la inmortaliza junto a Meryl Streep, Jennifer Lawrence, Julia Roberts, Brad Pitt y Angelina Jolie o Kevin Spacey. Esto es glamour en un selfie y lo demás son tonterías... El resultado fue clarísimo. El selfie de DeGeneres se ha convertido (a día de hoy), en la foto más retuiteada de la historia, arrebatándole el puesto a la de Obama abrazando a su esposa tras ganar las últimas elecciones a la presidencia de Estados Unidos. En estos momentos, alcanza los 2,8M de retuits y los 1,4M de favoritos. Superad esto...


Qué queréis que os diga. Ver a las estrellas de Hollywood, vestidazos y trajes de alta costura mediante, dándole a la pizza en directo, de la mano de la presentadora y un diligente repartidor, no tiene precio. Momentazo que nos recuerda que todas ellas y todos ellos, no dejan de ser unos simples mortales con algo de hambre (o bastante...). Viene bien recordarlo y desde luego, nos quedamos con algunas imágenes para la posteridad.


Pero vayamos a lo importante, a los ganadores. Coincido plenamente en los Oscars a Cate Blanchet y Lupita Nyong'o como mejores actrices principal y de reparto por Blue Jasmine y 12 años de esclavitud. Al César lo que es del César. 

En cuanto a la mejor película, aposté firmemente por Her, aún sabiendo que era prácticamente imposible que se llevara la preciada estatuilla. La gran estafa americana y 12 años de esclavitud se desmarcaban como favoritas. Finalmente, la cinta de Steve McQueen se llevó el gato al agua, gracias a esa historia truculenta sobre la esclavitud en Estados Unidos. Tres fueron las estatuillas que consiguió, frente a las siete de mi segunda favorita, Gravity

Alfonso Cuarón es Dios. Ese plano secuencia de veinte minutos merece un Oscar y todo a lo que pueda optar. Recuerdo que, tras salir de ver Gravity, mi pregunta recurrente era, ¿cómo c...oño ha podido hacer ese plano? Este tipo de preguntas sólo las puede responder un director con madera de maestro. Un director de Oscar, Alfonso Cuarón. Bravo, cuate, bravo.

Mathew McConaughey se llevó su primer Oscar por el complicado papel de drogadicto y enfermo de sida en Dallas Buyers Club, que también catapultó a su compañero Jared Leto con el Oscar al mejor actor de reparto. No voy a menospreciar el trabajo de McConaughey porque no tendría sentido. Borda su papel dentro de los complicados matices que acarreaba su personaje. 

Sin embargo, Leo DiCaprio con su carita de niño guapo y rico, está soberbio en El Lobo de Wall Street. Leo es un espectáculo en la cinta de Scorsese. Te dan ganas de hacerle la ola. Pero no ha podido ser. A DiCaprio le está costando conseguir la estatuilla dorada sangre sudor y lágrimas. Sólo espero que se lo lleve algún año, antes de que le tengan que dar el honorífico... DiCaprio forever. Quien diga que este señor anoche no se merecía su Oscar, miente. Una vez más hemos visto que los actores y actrices cuentan con muchas más opciones para ganar, si en sus papeles se han vuelto feos o han conseguido un aspecto demacrado a más no poder. Esto es así.

Para terminar, os dejo el vídeo en el que 12 años de esclavitud ganaba el Oscar a mejor película de 2014, de manos de Will Smith y con el discurso del productor de la cinta, Brad Pitt.


Este post va para mi adorado Cristóbal, por todas las noches de Oscars en las que nos ha brindado su casa y su Canal Plus... Por compartir tantos años de pasión cinéfila, regada de la más sincera amistad y grandes dosis de frikismo. Rivers of love...


No hay comentarios :

Publicar un comentario