.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

miércoles, 23 de abril de 2014

El viaje de Silvia Abascal

Me gusta marcar las frases o expresiones que, sea por la razón que sea, llaman mi atención en los libros que leo. Siempre lo hago. Y siempre inundo las páginas con marcadores de colores que me permitan consultar esas frases, momentos, descripciones o sueños según me apetezca. 

Hay libros que marco mucho, otros los marco menos y luego están los que marco a fuego en mi memoria y en sus páginas. Compré Todo un Viaje, de la actriz Silvia Abascal, la misma semana en que lo publicó, hace ya algunos meses. No lo quise leer hasta que contara con un tiempo relajado, que me permitiera disfrutarlo y devorarlo de principio a fin. Intuía qué clase de viaje me encontraría y quería dedicarle mi total concentración. 

Creo que no ha habido página que no me haya emocionado, acongojado o llenado de una total y absoluta admiración por Silvia Abascal. Y no exagero. Apuesto a que todos los que ya hayáis leído Todo un Viaje me daréis la razón. Superación y valentía eran dos palabras que había leído en las críticas previas a mi lectura del libro. Yo intentaré ir más allá. El viaje de Silvia Abascal es pura vida. En su sentido más amplio. 

Estas páginas son una auténtica delicia de vida. Paradójicamente, el hilo principal o causa primera del viaje es precisamente la enfermedad, el derrame cerebral que sufrió Silvia Abascal en pleno Festival de Málaga de 2011. Paradójico porque el trasfondo de la historia no huele a enfermedad. No huele a tristeza. No huele a miedo. Todo un viaje destila entereza, pasión, mucho trabajo y grandes dosis de amor. 

Hoy es el Día del Libro, de las historias, de los sueños, de la imaginación y de la magia. Por eso hoy dedico este post al viaje que Silvia Abascal quiso compartir con nosotros. Y os recomiendo encarecidamente su lectura. 
Hay una frase del Dalái Lama que para mí condensa a la perfección la más sabia filosofía de vida: "Solo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, creer, hacer y principalmente vivir". Clavada con chinchetas en el pensamiento. Hoy es el día.

No hay comentarios :

Publicar un comentario