.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

martes, 27 de mayo de 2014

Crónica de los Premios Max 2014


¿Cómo va el glamour? Oye pues yo pensé que ibas a los premios Max Factor. ¿Mucho famoseo? ¡¡¡¿Que estás en el Circo?!!!

He aquí una selección de los mensajes de Whatsapp que recibí ayer por la noche y que podrían asemejarse a la propia realidad y distorsión que vive el teatro hoy día en España. Qué acertado estuvo Valle-Inclán en su momento. Tan lejano y tan cercano en el tiempo y en el contexto.

Comienzo de esta guisa mi crónica de los XVII Premios Max por resaltar un sector de la cultura española que está pasando las de caín. Porque no hay glamour, ni estrellas endiosadas, ni una industria todopoderosa detrás. Lo que hay es arte. Mucho arte. Y una nueva corriente de actores que se han vuelto autores, directores e incluso productores, y que sacan adelante proyectos como buenamente pueden. En muchos casos, por amor al arte. Pero de amor al arte, amigos, no se puede vivir. 

Me gustaría correr un tupido velo en torno a la gala, dirigida por Mariano de Paco y conducida por Jimmy Barnatán, pero algún comentario he de hacer. La idea del cabaret rompedor con el maestro de ceremonias que ameniza, está bien para los primeros diez minutos, pero pasada la hora de show, si no se gestiona correctamente cansa un poco. De hecho, llegados a cierto punto, la auténtica diversión estaba en Twitter y en los propios comentarios sobre la gala. El móvil me ardía en la mano. 

Tanta contorsión, cuero y antifaz nos tenían locos a los tuiteatreros. Y los momentos en los que los acróbatas subían y bajaban de las mesas de los nominados para ejecutar todo tipo de movimientos, fue para mí una de las anécdotas de la noche. Más viendo cómo los pobres Juan Diego Botto y Tristán Ulloa se pasaron media gala quitando y poniendo sus cosas (y premios) muy prudentemente para no estorbar a los improvisados okupas meseros...

Bromas aparte, la auténtica emoción y alegría de la noche vino dada por el triunfo del teatro pequeñomodesto y social, el teatro con tintes revolucionarios y de denuncia.  Todo aquel y aquella que haya visto esa maravilla llamada Un Trozo invisible de este mundo entenderá por qué acabó siendo la gran triunfadora de la noche. Partía con seis nominaciones y se llevó cuatro de los premios, entre ellos, el de mejor autoría revelación para Juan Diego Botto y el de mejor espectáculo de teatro. Merecidos todos ellos. Por emocionar, por hacer visible lo invisible y por empeñarse en ofrecernos esas ansiadas rosas a las que se refería Botto en uno de sus discursos de anoche.



La otra favorita, Barcelona, historia de la amistad entre dos mujeres durante los bombardeos de 1938 en la ciudad condal, se llevó el Max a mejor autoría teatral para Pere Riera y para la actriz Emma Vilarasau. Forest, de Calixto Bieito obtuvo también otros dos premios Max.

La espinita se me quedó clavada con Sergio Peris-Mencheta, que no ganó el Max a la mejor dirección, finalmente para Carles Alfaro. Pero llegarán otros premios para él, ya que el carrerón que lleva es un escándalo de los buenos.



Os dejo el listado completo de los ganadores de los Premios Max 2014:

Espectáculo de teatro: Un trozo invisible de este mundo. Producciones Cristina Rota S.A. y Teatro Español.
Espectáculo de teatro musical: La flauta mágica- Variaciones del Furbi. Compañía Dei Furbi / Baubo.
Espectáculo de danza: Lo real / Le réel / The real. Compañía Israel Galván.
Espectáculo infantil: El bosque de Grimm. La Maquiné.
Espectáculo revelación: The Funamviolistas. 8co80 Gestión Cultural S.L.
Autoría teatral: Pere Riera porBarcelona.
Autoría revelación: Juan Diego Botto por Un trozo invisible de este mundo
Adaptación o versión teatral: Carles Alfaro y Rodolf Sirera, por L’Estranger.
Composición musical para espectáculo escénico: Maika Makovski, por Forest.
Coreografía: Israel Galván, porLo real / Le réel / The real.
Dirección de escena: Carles Alfaro, por El lindo Don Diego.
Escenografía: Rebecca Ringst por Forest.
Figurinista: María Araujo porEl lindo Don Diego.
Diseño de iluminación: Valentín Álvarez, por Un trozo invisible de este mundo.
Actriz: Emma Vilarasau, porBarcelona.
Actor: Juan Diego Botto, porUn trozo invisible de este mundo.
Intérprete femenina de danza: Eva Yerbabuena, por¡Ay¡
Intérprete masculino de danza: Israel Galván, por Lo real / Le réel/ The real.
Empresa o producción privada de artes escénicas: Tanttaka Teatroa.

Ah, se me olvidaba. O fui incapaz de ver al ministro Wert entre los asistentes, o don José Ignacio volvió a ejecutar la técnica del anillo...


No hay comentarios :

Publicar un comentario