.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

domingo, 30 de noviembre de 2014

Trailer de "Star Wars: el despertar de la Fuerza". ¿Sable láser en forma de cruz?

Sí, parecía algo perteneciente a una galaxia muy muy lejana, pero el caso es que Star Wars, el despertar de la Fuerza, la nueva entrega de la saga friki por antonomasia (entended friki en el buen sentido de la palabra), está a poco más de un año de llegar a las pantallas de cine. 

George Lucas estrenaba el Episodio IV de Star Wars en 1977 y revolucionó el cine. Al menos, así lo creo yo, que no pude ver la trilogía original en las salas, pero sí lo hice mil veces en la TV o en VHS. Ensimismada, descubriendo ese instinto aventurero que llevo dentro. Adorando a unos personajes que van a permanecer conmigo para siempre. Y llegando a ver más de diez veces en el cine la segunda trilogía, que sí que pude pillar ya con cierta edad en la gran pantalla. 

En manos de Disney, J. J. Abrams dirige este despertar de la Fuerza, que transcurrirá treinta años después del final del Episodio VI, El retorno del Jedi y que contará con Harrison Ford, Carrie Fisher, Mark Hamill, Peter Mayhew, Anthony Daniels y Kenny Baker entre su reparto principal. Todos ya tienen cierta edad, pero hay que reconocer que volver a ver en toda su esencia, a Han Solo, Leia, Luke, Chewbacca, C3PO y R2D2 me provoca una curiosidad indescriptible. 

El primer trailer de Star Wars, el despertar de la Fuerza ya cuenta con más de 9 millones de visitas a dos días de publicarse en el canal de Star Wars en YouTube. Ha sido trending topic y ya han aparecido multitud de parodias también. Bendita creatividad en las redes sociales...

Primer tráiler de ‘Star Wars: El despertar de la Fuerza’

No puedo poner pegas al trailer porque John Williams vuelve a estar con nosotros, reaparece el Halcón Milenario, los soldados imperiales vuelven a dar guerra, creo entrever el desierto de Tatooine y el lado oscuro me vuelve a poner los pelos como escarpias. Ahora bien, ¿en qué estaba pensando Abrams o la producción de la película, al crear un sable láser en forma de cruz? ¿Es que acaso ahora el lado oscuro se ha vuelto religioso? Voy a dejar esta pregunta tal cual está, porque no tenía planeado un juego de palabras con tanto significado intrínseco... 

Quiero confiar en que Abrams estará a la altura de mi saga de la infancia y que conseguirá que salgamos del cine satisfechos. Ahora sólo queda esperar y especular con mis queridos y queridas frikis. Este post va por vosotros. Por todos estos años compartiendo sagas, visionados y comentarios sobre nuestros héroes o villanos favoritos. Que la fuerza os acompañe. Siempre.

5 comentarios :

  1. «Siento una perturbación en la Fuerza»
    :)

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que buscaban sorprender con un arma nueva (como el bastón de Darth Maul) Pero poner un mandoble así....se va a auto cortar la mano en el primer giro de muñeca

    ResponderEliminar
  3. Sara, religión ya es la jedi... Ahora que evidentemente cristianos no son. Así que aparte de estar de acuerdo con Rodrigo ahí va mi teoría: me da que el lado oscuro es encarnado por Luck y la forma del láser es la que mas me confirma la teoría debido a que aparte de forma de cruz es un proteje manos... Recordemos que a los varones skywolker son propensos a perder estos miembros. Que la fuerza os acompañe!!!!

    ResponderEliminar
  4. Coincidiendo con la idea de querer sorprender con un arma nueva, sólo puntualizar que este diseño ya sale en algún comic del "universo expandido", y que, a pesar que en la nueva trilogía harán borrón y cuenta nueva de todo lo publicado, este tipo de arma si la han recuperado de ahí....
    Bueno, ahora sólo queda esperar, que ya falta menos. ;)

    ResponderEliminar
  5. Siempre quise tener un sable, jejeje!! Definitivamente con Star wars: El despertar de la Fuerza , me llevé una gran sorpresa. Como espectadora que ha asistido a los estrenos de los films previos, que prácticamente ha crecido con la primera trilogía, sólo puedo decir que me he enfrentado a una sensación con doble filo. Por un lado, feliz de reencontrarme con los viejos personajes, de palpar a ratos el espíritu de los films originales, de sentir la fuerza correr por mis venas mientras disfrutaba de una más que brillante mezcla de efectos digitales y físicos (uno de los mayores aciertos del film); pero por otro estaba todo el rato por delante del film, sabiendo en cada momento lo que iba a pasar, algo que sólo debe estar destinado a los más que necesarios segundos visionados. Ejemplo: en cuanto Han Solo llama a su hijo, sabemos qué va a pasar, y el momento, aunque bien interpretado, no posee fuerza. Pero sería injusto acribillar la película por ser a ratos, demasiados, predecible y casi una fotocopia de los instantes de la película que lo empezó todo. Al final El despertar de la fuerza parece más una película nostálgica que funcionará como transición para la nueva etapa de Star Wars ahora bajo la administración Disney Studios.

    ResponderEliminar