.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

viernes, 6 de febrero de 2015

Relatos Salvajes, una de las mejores películas del año

Ha sido una de las películas más taquilleras en Argentina. En España se estrenó en octubre y aún podemos verla en alguna que otra valiente sala de cine. Yo no pude resistirme y el lunes la vi por segunda vez. Relatos Salvajes (Damián Szifrón) dice tanto en sus dos horas de metraje, que forma parte de ese listado de películas imprescindibles y necesarias de ver. Las veces que haga falta. Para mí, ha sido una de las mejores películas de 2014. He dicho. Seis relatos cortos. Seis historias que nada tienen que ver entre sí. Pero con un común denominador: la violencia y el ser humano. Porque todos tenemos un límite. Porque todos podemos perder el control. Pero, ¿hasta qué punto puede llevarnos ese límite? ¿Cuánto podemos aguantar ante una situación extrema? ¿Hasta dónde somos capaces de llegar?

"Pasternak", con Darío Grandinetti como Salgado, María Marull como Isabel y Mónica Villa como la profesora Leguizamón.

Un avión lleno de desconocidos. Aparentemente sin nada que ver. He escrito bien: aparentemente. Quizás los pasajeros de ese avión (o de cualquiera) tengan más en común de lo que a priori podamos pensar. Este relato es quizás el más flojito de la película, más corto que el resto, pero que introduce muy bien la temática que tenemos por delante. Pasternak es venganza y violencia delirante mezcladas con un humor ácido de avión. 
Un 7. 

"Las ratas", con Julieta Zylberberg como la moza, Rita Cortese como la cocinera, César Bordón como Cuenca y Juan Santiago Linari como Alexis.

Un bar de mala muerte. Forastero que pide comida. Camarera que lo reconoce como el culpable de una serie de acontecimientos que derivaron en el suicidio de su padre. Cocinera exconvicta que sugiere envenenarlo con un raticida. En este relato se mezcla el deseo de venganza junto a la bondad humana, incapaz de dejarse ceder por el lado oscuro. Los escrúpulos, versus la falta de escrúpulos. Ese quiero pero no puedo, que acaba desmoronándose por un tercer elemento que resuelve esa ira que a priori puede estar contenida en lo más profundo de nuestro ser. Al final, sangre. A borbotones. 
Un 8.

"El más fuerte", con Leonardo Sbaraglia como Diego Iturralde y Walter Donado como Mario.

Una carretera de la deep Argentina. El del carrazo que se cree dueño de la calzada se ve obligado a bajar la marcha por el de la tartana, que se interpone en su camino. Improperios, adelantamiento y peineta del chulazo Sbaraglia. Aquí no puede pasar nada bueno. El más fuerte es uno de mis relatos favoritos con diferencia porque me siento especialmente sensible con este tema. Es cierto que su desenlace refleja el extremo de lo que podría suceder en una situación que se vive a diario en cualquier carretera de cualquier parte del mundo. Ahora bien, no me digáis (los que ya habéis visto la película) que no os han entrado ganas en más de una y de dos ocasiones de liarla parda al volante. Este relato lo tiene todo. Realismo, comicidad, choque de machos ibéricos y una invitación a observar nuestro propio comportamiento en la carretera. De la que nadie es dueño, por cierto...
Un 9.

"Bombita", con Ricardo Darín como Simón Fisher y Nancy Dupláa como Victoria.

Una calle argentina. Mala señalización en un área en la que no se puede aparcar. El ingeniero Simón aparca un momento su coche en ese lugar para comprarle un pastel de cumpleaños a su hija. Cuando vuelve, su coche ha desaparecido. La grúa se lo ha llevado. Pastizal para retirar el coche del depósito y la consecuente multa. Por aparcar el coche en un área mal señalizada, recordad. Quejas y reclamaciones de Simón que no sirven un carajo (siguiendo la jerga argentina). El ingeniero Simón se transforma en el ingeniero bombita. Este es, sin lugar a dudas, mi relato favorito de la película. Entiendo que será por la profunda empatía que sentí con Simón, la siempre maestría de Darín o el que me pase la vida pagando multas de aparcamiento. Porque la paciencia tiene un límite. Porque los que dictan las reglas no pueden hacerse una idea del desbarajuste que una multa puede llegar a ocasionar en la vida de una familia. Y por lo increíblemente desamparados que podemos llegar a sentirnos los ciudadanos ante ciertas injusticias. El desenlace es también extremo, pero qué bien que se siente uno al verlo en pantalla, qué queréis que os diga. 
Un 10. 

"La propuesta", con Oscar Martínez como Mauricio, María Onetto como Helena, Osmar Núñez como el abogado, Germán de Silva como el casero, Diego Velázquez como el fiscal y Alan Daicz como Santiago. 

Una mansión. Un adinerado padre observa las noticias. Un atropello y un conductor que se da a la fuga. El que se ha fugado y ha atropellado a las víctimas es su hijo, que llora desconsolado. Un abogado, una madre y un jardinero completan este relato (otro de los más flojitos) en el que el dinero y sobre todo, el poder del dinero será el principal protagonista. Quizás lo más interesante es que en La propuesta, la violencia queda relegada a un segundo plano para dar paso a lo más bajo del ser humano: la mentira y lo que algunos pueden llegar a hacer por conseguir una suma cuantiosa. Lo mejor del relato es Mauricio, el padre, al que veremos sobrevolar ciertos valores humanos, para acabar volviendo al monte en el que reinó siempre.
Un 7.

"Hasta que la muerte nos separe", con Érica Rivas como Romina y Diego Gentile como Ariel.

Una boda. Todo felicidad y armonía. Hasta que la novia ve algo que la perturba a ella y al ambiente en general. Y se lía parda. Un episodio de engaño, celos, mentiras, venganza y por supuesto, violencia, que irá in crescendo para resolverse de la única manera que el espectador jamás puede imaginar. Este es otro de mis relatos favoritos porque es hilarante, bestia, visceral y lleva al extremo un conflicto de pareja reflejado en uno de los peores momentos en los que una pareja podría pelear: su propia boda. Es sencillamente magnífico y también el broche de oro a una de las mejores películas del año, como os decía al inicio del post.
Un 9.

Relatos Salvajes compite por llevarse el Goya a mejor película española y mejor película iberoamericana. La competencia es dura, pero de verdad espero que se lleve alguno de estos dos cabezones. Aquí queda escrito... 

No hay comentarios :

Publicar un comentario