.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

viernes, 24 de febrero de 2017

Camino al Oscar: Natalie Portman es Jackie Kennedy


El hecho de encarnar a una de las figuras públicas más conocidas, analizadas y mediáticas del planeta tuvo que ser, sin lugar a dudas, un reto. Rodar una escena en la que una bala atraviesa el cráneo de tu marido y hace que caiga fulminado en tu regazo, tuvo que ser cuanto menos, emocionante. El camino hacia el hospital, la sangre, vísceras, el coche oficial y el carísimo y ya clásico vestido rosa de Chanel son historia. El día que asesinaron a John F. Kennedy forma parte de la memoria colectiva. El misterio que hay detrás continúa siendo un asunto controvertido y la figura de su mujer, Jacqueline, Jackie, Kennedy sigue generando interés. Tanto es así, que el cineasta chileno Pablo Larraín, (director de las también nominadas No, El Club y Neruda) se ha puesto tras la cámara de nuevo para ofrecernos un biopic de la esposa del trigésimo quinto presidente de Estados Unidos. Con Larraín, está ella, Natalie. Esa actriz que puede hacer lo que le venga en gana y salir siempre airosa. Natalie Portman es Jackie Kennedy. Y está nominada al Oscar de nuevo como mejor actriz protagonista. Como para no estarlo.

Contaba la actriz, durante una entrevista promocional de Jackie, muy embarazada de su segundo retoño y con esa expresión tan suya que mezcla dulzura y timidez junto con seguridad y seriedad, que se sintió aterrorizada antes de meterse en la piel de Jackie Kennedy. Cuesta creerlo, viniendo de ella, pero el caso es que se preparó concienzudamente para el papel, lo que tenía por delante no era nada fácil. Se pondría tras la imagen de una persona que ha generado cientos de artículos, reportajes, libros y demás material de análisis sobre su figura. Portman cuenta que leyó muchísimo sobre ella, ya que al principio no sabía más de lo que cualquier ciudadano al uso conocía, visionó una y otra vez sus tours documentales por la Casa Blanca y trabajó con un coach para conseguir su acento, su forma de hablar, de expresarse y de gesticular. 


Jacqueline Kennedy: White House Tour - Documentary Film. The Film Archives

El resultado es más que notable. El crítico Carlos Boyero escribe en El País que tardó veinte minutos en darse cuenta de que la actriz que interpretaba a Jackie era Natalie Portman. No sé si creerme esto, pero viniendo de Boyero, es para analizarlo, desde luego. Yo me la creí, mucho. Sí que es cierto que no tenía demasiada referencia visual sobre Jackie, pero comparando después de ver la película, el trabajo de Natalie Portman bien merece el reconocimiento que está teniendo. Su forma de hablar, pausada, lenta, saboreando las palabras y destilando elegancia, sus gestos delicados pero firmes y esa fragilidad aparente, combinada con las tragaderas para soportar psicológicamente el asesinato de tu marido a dos centímetros de distancia y sobrellevar todo lo que vendría después, hacen que la construcción de este personaje se coloque a la altura del personaje en sí. 

Larraín narra lo que sucedió durante los siete días posteriores al asesinato de JFK. Basa su narración en una entrevista a la primera dama que pretende contar su propia versión de los hechos tras la muerte de su marido. Os vais a encontrar un formato de película que mezcla mucho primer plano de Natalie Portman, mucho flashback y algunas secuencias con imágenes de archivo, que otorgan el realismo necesario a la trama. Lo realmente interesante de Jackie es la aproximación a la mujer que quedó detrás de todo el espectro público. No el foco en la Primera Dama, que también, sino en la esposa desconcertada por la falta de intimidad con su marido, la madre encargada de dar una terrible noticia a sus hijos pequeños y la mujer que limpia con desgarro la sangre que le ha salpicado en la cara por el impacto de esa fatídica bala que mató a Jack el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas.

Jacqueline Kennedy se casaría cinco años después con el magnate Aristóteles Onassis. Pero eso es otra historia, muy conocida también. Su vida, su figura y sus apariciones han sido y serán siempre motivo de análisis e interés público. Jackie es muestra de ello. Amantes de la historia, de las grandes dinastías y de la siempre brillante Natalie Portman, esta es vuestra película. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario