.status-msg-wrap {visibility:hidden;display:none;}

martes, 27 de junio de 2017

Magnani Aperta: la experiencia teatral de la temporada

Madrid puede ser un caos de planes y oferta cultural. La ciudad ofrece un sinfín de posibilidades que hay que acabar por filtrar para no volvernos locos. Pero de repente, entre grandes montajes, espectáculos por doquier y las cada vez más demandadas salas del off madrileño, surgen pequeñas joyas que pegan un giro al teatro convencional y que te hacen aún más partícipe de lo que de verdad se cuece en la vida de sus personajes. El concepto es arriesgado, valiente y tremendamente íntimo. Magnani Aperta. Así se llama la experiencia teatral más reveladora de la temporada. Y presiento que lo seguirá siendo una vez retomen las funciones el próximo 5 de octubre. Hasta este próximo sábado, todo agotado. 

Una casa en la calle Desengaño. El domicilio de la actriz Arantxa de Juan, el alma de Magnani Aperta. Una actriz que brinda la intimidad de su casa en un acto de generosidad y de amor por el que apuesto a decir que es uno de los papeles de su vida. No hay más que verla en acción, dando vida a la Magnani, para darse cuenta de que esta mujer le ha calado tan hondo, que incluso podrían llegar a confundirse. Su trabajo en Nueva York con la coach Susan Batson fue la semilla de una futura posibilidad de encarnar a la primera actriz italiana ganadora de un Oscar, Anna Magnani. Un proyecto diferente que se describe como un canto a la vida, al amor y al coraje de una mujer que tuvo que luchar con uñas y dientes para mantenerse a flote, siempre en contacto con lo que le dictaba el corazón. 

La noche en la que Anna Magnani aún no sabía que había ganado un Oscar, abría la puerta de su casa en Roma, copas de más mediante, tras celebrar su fracaso en los Premios de la Academia. Ni se molestó en viajar a Los Angeles para acudir a la ceremonia. Estaba segura de que no lo ganaría. Un periódico americano la llamaba por teléfono para felicitarla. Eran casi las cinco de la mañana en Italia y ella llevaba una melopea encima de muy señor mío. Había ganado el Oscar a mejor actriz por el papel que su gran amigo Tennessee Williams le escribió para La rosa tatuada. No daba crédito. Estaba inmensamente feliz por haberlo conseguido. El reconocimiento a su trabajo como actriz y a su lucha como mujer en el mundo del cine. El momento cumbre de su carrera se presentaba en forma de rueda de prensa tan solo unas horas después. Con mucho alcohol en vena. Y muy sola. 

La Magnani, como se la conoció, estuvo a la altura de los grandes. Peleó por papeles y proyectos que la hicieran crecer como actriz y no dejó que su condición femenina le restara importancia e igualdad frente a sus compañeros de reparto. Afirmó no estar dispuesta a interpretar su papel en Piel de Serpiente si cobraba menos que Marlon Brando. Feminismo en estado puro. Una mujer de los pies a la cabeza que vivió su vida intensamente, trabajó en lo que realmente le apasionaba y amó sin límites, protagonizando escándalos, llenando titulares y llamando poderosamente la atención de sus seguidores y detractores. Esa era la Magnani.   

No quiero seguir escribiendo sobre su vida y sobre lo que Magnani Aperta me descubrió, porque os animo a que lo viváis y experimentéis vosotros mismos. Arantxa de Juan nos acompaña en este particular viaje, que consigue hacer tan suyo y tan de Anna. Tan de verdad. Porque cuando se trabaja desde la verdad, el personaje alcanza a la persona. Es tan íntimo este recorrido que hasta sientes reparo al respirar. Las estancias del domicilio de la actriz están llenas de cine, de lucha y de historias. Algunas de ellas adoptadas de la Magnani. Otras por cuestiones obvias vendrán de su mano. Lo que allí se siente es Roma, es amor y es vida. Una vida tan apasionante como sufrida. Una vida llena de amor que por un enorme amor al personaje, tenemos la suerte de poder descubrir un poquito más. Arantxa de Juan es una impecable Anna Magnani. Es fuerza, garra, vida y mujer. Brava. 

Apuesto a que si Anna y Arantxa se hubieran podido conocer, de ahí habría surgido el comienzo una bonita amistad. 

Magnani Aperta vuelve el 5 de octubre a la calle Desengaño. Más info sobre reservas en su web


No hay comentarios :

Publicar un comentario